Corina y el pistolero – Lecturas de octubre

Un tiempo atrás, me encontré con Bogart, una historieta de Trillo y Domingues que nos introducía el maravilloso mundo de las hadas a través una serie de crímenes. La mezcla del género negro con el maravilloso me voló la cabeza, no tanto así la hsitoria planteada por Trillo. Hay que admitirlo, no todas sus obras han sido excelentes; pero no creo que haya una que no haya sido buena.

Esta semana encontré en la librería Yenny del shopping Abasto Corina y el pistolero de Luciano Saracino e Infame & Co. Un Western que nos sitúa en un pueblo alejado, con los típicos bares del género en que encontraremos prostitutas, borrachos, cantineros dispuestos a dar cháchara y, por su puesto, un conflicto entre el bien y el mal que deberá ser resuelto. Todo esto estará ambientado en un mundo en el que hadas, sieras y brujas existen, pero son perseguidas.

Debo admitir que cuando decidí comprar el libro no se debió al genial planteo de la obra. En este caso tres fueron los motivos que me decidieron a llevar el libro:

  1. el precio: $50;
  2. el guión es de Luciano Saracino, a quien ya conocía por su trabajo en Germán, últimas viñetas y por algunos libros de mi sobrino;
  3. editaba Llanto de Mudo, una editorial a la que conocí bastante tarde y que, sin embargo, me ha regalado muy buenas lecturas.

El laburo de Saracino me hace creer que contar historias puede llegar a ser sencillo, que envolver al otro en un mundo de fantasía es fácil. No es que Saracino tenga un don particular, sino que tiene un respeto por el trabajo de contar historias que se nota en cada una de sus historias.

Los dibujos de Infame son, digamos, irregulares. En ocasiones no aportan a la historia y, más bien, sólo complican la lectura. Pero, generalmente, sorprende lo que logra realizar con tan escasos recursos.

Corina

Corina y el pistolero es historieta por demás recomendable. Una batalla Western entre un héroe para nada impoluto, contra un villano que esconde más de lo que esperamos.

Anuncios